¿Qué es el movimiento Tiny House o de minicasas?

El movimiento de construcción Tiny House se está poniendo de moda en diversos puntos del planeta. Esta iniciativa de casas en miniatura lleva aparejado una estilo filosófico ecológico y de un consumo asociado a la responsabilidad.

El origen

Este movimiento surge en Estados Unidos a finales de la década del 90 como iniciativa del libro “The Not So Big House” (Una casa no tan grande), de la arquitecta Sarah Susanka. Luego llegaron 6 publicaciones más dedicados a este tema de las mini viviendas y los trucos que permiten mejorar el uso de los espacios. Este estilo arquitectónico busca simplificar la vida y completar con cosas que no quiten tiempo para disfrutar más de los placeres que marcan el sentido de la vida.

Características

Dentro de las características de esta movimiento de casas en miniatura está la iniciativa de recuperar las pequeñas cosas de las existencia, teniendo un foco en lo ecológico y sostenible buscando minimizar el gasto de los recursos, la contaminación y la huella ecológica.

El tamaña de estas Tiny House ronda entre los 16 y 50 metros cuadrados teniendo múltiples estilos de construcción como modernas, étnica o rústicas, como así también pudiendo ser de metal, PVC o madera.

Lo ideal es una construcción basada en materiales ecológicos, como parte del espíritu del movimiento arquitectónico Tiny House. Otra de las características que hacen diferentes a estas construcciones que que suelen fabricarse sobre ruedas para llevarlas a cualquier parte.

La expansión

En América es donde este movimiento comenzó con mayor fuerza y es muy activo, sin embargo, se expandió por diferentes puntos de Europa para tomar una importancia muy por encima de la establecida en un inicio.  
Japón tomó la iniciativa en el continente asiático, donde las casas Tiny House fueron bien recibidas por el poco espacio para construcción que cuenta el país japonés. España también tiene sus arquitectos dedicados a las minicasas como sucede en Gran Bretaña, Alemania y Rusia.